Noticias
29.05.2012
Salvemos al Patrimonio de la Humanidad del picudo... ¿Y a a la Humanidad, cómo la salvamos de los plaguicidas?

Las autoridades de Elche y la Conselleria de Agricultura deben de sentirse orgullosas de la lucha que están llevando el picudo y de sus eficaces resultados. Aún sabiendo que el producto que están aplicando está siendo denunciado por diferentes sectores, incluyendo el colectivos de investigadores por su alta incidencia en medioambiente y salud pública.

No obstante, los efectos colaterales  en salud pública pertenece al ámbito de la administración sanitaria y no es de su competencia. De eso, que se ocupen otros.  Mientras tanto, las generaciones futuras son las que vivirán las consecuencias de estos actos.

Un imagen vale más que mil palabras. Si el producto que están aplicando no fuese perjudicial para el ser humano ¿Por qué lo aplican con las máximas precauciones cómo se puede observar en esta foto?

La campaña municipal para proteger el Palmeral histórico ilicitano de la plaga del picudo rojo ha dado otro paso hacia delante en la consecución del objetivo final, con el inicio de los tratamientos de los huertos de propiedad privada que se encuentran en el casco urbano. Ayer se iniciaron los trabajos en los jardines del Huerto del Cura y del hotel, dos lugares emblemáticos en la ciudad, y continuarán en los próximos días en otras once parcelas. Aunque también se aplicarán los productos fitosanitarios en siete huertos que aun perteneciendo a partidas rurales, se encuentran dentro del radio de protección de entre 3,3 a 5 kilómetros.
 
Desde que la concejalía de Parques y Jardines puso en marcha la campaña, han sido trece los propietarios de huertos privados que se han dirigido al Ayuntamiento para solicitar que sus ejemplares sean tratados contra el picudo. Pero todavía hay otros 18 de los que oficialmente no se tiene constancia. Por eso, el responsable municipal del área, Manuel Rodríguez, señaló que desde su departamento «queremos contactar personalmente» con esos propietarios, o remitirles como un requerimiento «insistiendo en la necesidad de actuar en sus huertos». Hay medios materiales y humanos que están aportando el Ayuntamiento y la conselleria de Agricultura.
 
Rodríguez recordó que los tratamientos son gratuitos -el dueño del huerto solo tendría que alquilar un camión grúa para los ejemplares de más de seis metros de altura-, y que hay que tratar todos los huertos «porque el que quede fuera puede convertirse en un foco». Si no se actúa convenientemente «nos perjudica a todos», por lo que hizo un llamamiento a que los propietarios que todavía no se han pronunciado se sumen lo antes posible a la lucha contra la plaga.
 
Dijo que no representaría ningún problema si quieren hacerlo por su cuenta, con su maquinaria, «porque conocen mejor su parcela», y que posteriormente los inspectores municipales corroborarían que el trabajo se ha hecho «para así certificar que todo el Palmeral histórico ha sido tratado contra el picudo rojo». Indicó que «cada vez estamos más cerca de erradicar esta plaga de alguna manera», porque hizo especial hincapié en que «vamos a luchar contra la plaga contando con todos los medios». A los propietarios de huertos privados les pide «que nos dejen hacer nuestra labor de preservar nuestro Palmeral histórico».
 
La directora general del Grupo Huerto del Cura, María Teresa Orts, respaldó las palabras del concejal asegurando que «es labor de todos cuidar nuestro palmeral», y que el hecho de que el Ayuntamiento colabore con los propietarios «resulta fundamental».
 
Considera que los propietarios de huertos privados «debemos mentalizarnos de la importancia que tiene» la aplicación de los tratamientos, «porque si uno lo hace y el de al lado no, la plaga seguirá ahí». Confía en que con esta iniciativa «vamos a mejorar, y espero que el Palmeral de Elche siga así de maravilloso muchos años».
 
A salvo
 
Para Manuel Rodríguez, lo más importante «es que todo el Palmeral histórico está a salvo, tratado, y las expectativas son buenas», aunque como también reconoció «debemos esperar a ver los resultados». Todo ello después de haber actuado en los 64 huertos municipales del casco urbano. Durante el próximo mes de agosto se acometerá la segunda fase de los tratamientos tanto en los públicos como en los privados, incluidos los colegios que cuentan con un número importante de palmeras. En los centros con pocos ejemplares se extremará la vigilancia, como se ha venido haciendo hasta ahora, según explicó el concejal de Parques y Jardines.
 
Otro dato positivo es que durante los tratamientos que se han aplicado no se ha detectado ninguna palmera infestada. «Los deberes los estamos haciendo, pero es cosa de todos proteger nuestro Palmeral».
 
El plan de choque de tratamientos contra la plaga del picudo elaborado por la concejalía de Parques y Jardines comenzó el pasado 15 de marzo con la aplicación de los productos en los ejemplares del Parque Municipal. Desde entonces se han tratado todas las palmeras dentro del radio de protección de 3,3 kilómetros, que tiene como centro el Palacio de Altamira.

Fuente: La Verdad.es

 

 

digitalnature