Noticias
24.05.2013
La Diputación anuncia ayudas para mejorar el agua tras rechazar la propuesta del PSPV

Otro efecto secundario del uso de plaguicidas que afecta a la ciudadanía.

El pleno de la Diputación de Valencia vivió ayer una situación que la oposición socialista tildó de «absurda». El presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, anunció en la mañana de ayer en el pleno de la Corporación provincial que crearán una línea de ayudas para garantizar el abastecimiento de agua potable en todos los municipios afectados por los pesticidas u otras sustancias. Esta propuesta, sin embargo, se aprobó por parte del Partido Popular después de rechazar una iniciativa del grupo socialista que iba en el mismo sentido.

Este anuncio surgió, según fuentes del ente provincial, a partir de una proposición del diputado del PSPV-PSOE, Emili Gregori, en la que solicitaba a la Diputación «abrir una línea de crédito a los municipios de la Ribera que quieran instalar filtros de carbono», explicó el ex alcalde de Algemesí.

Los portavoces de PSPV-PSOE y Esquerra Unida apoyaron la medida. Por su parte, el grupo Popular la desestimó, puesto que «la corporación provincial ya está trabajando para solucionar el problema», señalaron desde la Diputación.

El presidente comarcal de los socialistas en la Ribera Alta, Robert Martínez, quien, junto a otros miembros de su partido de diferentes municipios asistió como espectador a la sesión, se mostró sorprendido por la actitud de Rus: «No aprueba una propuesta nuestra y a continuación aprueba una suya en el mismo sentido. Ha sido surrealista y toda una paradoja política», señaló el primer edil de l'Alcúdia.

Respecto a la propuesta en sí, el presidente de la Diputación explicó que, a través de la Central de Compras, los municipios «podrán adquirir plantas de filtrado de agua para el consumo humano» para resolver un problema que tienen varias locales.

El presidente explicó que el diputado provincial de Central de Compras, Vicente Ibor, «ya está trabajando para hacer un pliego de condiciones con empresas con el fin de que el coste sea el mínimo posible y obtener la máxima calidad al mejor precio. De esta forma, damos respuesta a las peticiones que hemos recibido por parte de los consistorios», añadió.

Alfonso Rus se refirió así al compromiso de la entidad provincial con los municipios afectados por este problema y se comprometió a subvencionar esta actuación «ya sea con ayudas europeas u otras subvenciones».

El presidente Rus manifestó también que mantendrá una reunión con los alcaldes de los pueblos afectados lo antes posible para conocer sus necesidades y para redactar un informe sobre el coste que supondría esta iniciativa que, según el responsable provincial, «se pondrá en marcha en septiembre u octubre.

Uno de los municipios que ha sufrido en los últimos tres meses la aparición de pesticidas en niveles superiores a lo marcado por las autoridades sanitarias ha sido Alzira. Desde el pasado lunes, sin embargo, y mediante un bando, la alcaldesa levantó esta prohibición. Elena Bastidas advirtió, respecto a la obra que se ha hecho para solventar este problema, que a las arcas municipales no les costaría ni un euro.

Así, la primera autoridad local ya apuntó el pasado lunes hacia la Diputación de Valencia como una de las posibles instituciones que les ayudaran en una inversión que, en su caso, ha superado los 700.000 euros.

Fuente: Las Provincias

digitalnature