Noticias
05.06.2013
Gilles Eric Seralini: "Los estudios de salud pública se basan en datos erróneos que condeno"

Por Dra Graciela Gomez

El domingo pasado el diario marsellés "La Provence" publicó una entrevista realizada al investigador y profesor de biología molecular en la Universidad de Caen, que se convirtió en el emblema del control anti-OGM.La publicación de su investigación, seguida por el popular libro "Todos los conejillos de indias", y una película, causó una conmoción en la opinión pública. Y un terrible ataque contra Monsanto y los pro-OGM.

La nota comienza directamente preguntándole al científico sobre la "red organizada para denigrarlo":

¿Por qué resaltar su libro si ya respondió públicamente a los ataques contra su trabajo?

Gilles-Eric ralini: Aunque se respondió a los ataques difamatorios, y me entrevistaron en la Asamblea Nacional donde pude hacer oír mi voz, tuve que hacerlo por escrito, de forma paralela a mi trabajo, debido a todos los métodos utilizados por Monsanto para atacar los resultados de la investigación y para denigrar mi trabajo. Mi "derecho a réplica" en un papel, que muestra que la empresa a sabiendas sobre bases erróneas asegura que nuestras ratas "tratadas" con el maíz transgénico NK603 que se asocia con el herbicida Roundup no desarrollan tumores más que con ratas de la muestra del control.

¿Puede explicar por qué estas bases son parciales?

GE S. : Bueno, simplemente porque esta muestra de control a largo plazo, es sobre ratas expuestas a pesticidas y alimentada con croquetas que estaban contaminados con OMG. Hay  restos de OMG desde 1966 y hay pesticidas presentes al menos desde 1930. Puse en las narices del Parlamento todos estos elementos contradictorios.Más allá del proceso que se utiliza en contra de mi trabajo, que pone en cuestión toda la investigación sobre la base de muestras de los roedores. Todo fué armado con estudios distorsionados, sobre todo para afirmar la ausencia de toxicidad de los OMG. Monsanto no quiere comunicar datos biológicos de sus muestras de control en ratas.

Con este tipo de modelo "infectado", construimos un único comparador en el modelo del pensamiento único. Y los resultados son perfectamente válidos. 90 a 100% de las ratas "tratadas" desarrollaron tumores. ¿Puede usted imaginar los miles de productos peligrosos para la salud que han sido aprobados con la emisión de certificados de seguridad?

Usted habla de una estrategia para "dispararle", organizado por Monsanto. ¿No es ir muy lejos en la teoría de la conspiración?

GE S. : No te engañes. No se trata de mí. No temo por mi reputación. Son enormes intereses de la industria que se defienden y la violencia de los ataques es a la medida de los intereses. Me presenté con mis colegas, alertando sobre los principales peligros para la salud pública. En este contexto, por lo general controvertido, pero siempre se me ataca con calumnias como cuando Claude Allegre habla de "trabajo falso" sobre mi estudio.

*(Tengamos en cuenta que Allegre es impopular entre los docentes del Ministerio de Educación parisino y de una personalidad controvertida, además de oponerse en 1996 a la remoción de asbestos cancerígenos del campus de una universidad parisina).

Los métodos utilizados en contra de mi investigación van mucho más allá del simple debate científico.Es una una red mafiosa real. Por ejemplo, un ex empleado de Monsanto el investigador, Richard E. Goodman, editor asociado, se hizo responsable de los artículos sobre la biotecnología y los OGM en la revista Food and Chemical Toxicology , que publicó mi estudio en septiembre de 2012. Tiene la ventaja ahora qué puedo "sacarme" de la revista.

Esto va más allá. Mi información biográfica de Wikipedia está sistemáticamente "revisada" con los elementos que me denigran por otro grupo de presión vinculado a la industria de la biotecnología. Acerca de Monsanto, la empresa vinculada al sector frecuenta y contrata a investigadores, o a los expertos que asistieron a la ofensiva para defender los OGM y atacarme.

Uno va más allá al denunciar la complicidad de la Autoridad Europea de Inocuidad de los Alimentos (EFSA) ...

GE S. : Sí, la EFSA, que invalidó los resultados de mi trabajo, tiene dentro de su organización un número de científicos que trabajó para Monsanto y sus satélites, la agencia de biotecnología, el Instituto Internacional de Ciencias de la Vida (ILSI). Y su ex presidente, Diana Banati, acaba de renunciar a EFSA para asumir un cargo en el ILSI. La independencia de esta estructura, la validez de sus opiniones sobre los productos también es distorsionada.

Sus oponentes le acusan de no tener la moderación que un científico para promover su investigación ...

GE S. : Estoy totalmente respetando la regla. Mi estudio de los tumores causados por los OGM y el Roundup ha sido aceptada por el frente científico de la reseña del libro, puesto a disposición para la investigación y la película basada en él, no hacia fuera. Nunca una búsqueda de tales cuestiones para el público, para nuestros hijos, había recibido mucho crédito. Era una necesidad ciudadana para restituir su contenido al público. El papel del investigador es decir lo que es. Ese es mi único activismo. No represento ninguna causa política o grupo. Todo lo que se dice en este sentido es una manera de desviar la opinión pública del debate real.

Pero no se trabaja para empresas como Wal-Mart o Seven Pharma?

GE S. : No me pagan esas empresas, esos grupos, que ponen a prueba sus productos. Mi independencia es completa.

Después de su primer estudio, se tiene que exponer los acontecimientos más importantes en la investigación sobre el "lado oscuro de los pesticidas." ¿Nos puedes contar al respecto?

GE S. : Bueno, trabajo con Robin Mesnage en Caen, se descubrió que el compuesto de tipo Roundup, el plaguicida más tóxico no es el glifosato, comúnmente evaluado en el fondo del agua del grifo, pero si el POE -15. Sin embargo, este adyuvante se clasifica por Monsanto como un inerte secreto. Sus efectos son muchos, por lo tanto, nunca se estudió. Compramos los plaguicidas en el mercado, hemos sido capaces de identificar los componentes, incluyendo el famoso 15-POE. Para conocer los efectos, hemos sido capaces de llevar a cabo la investigación sobre líneas celulares humanas mantenidas en el laboratorio y luego confirmado en las células de la placenta y en el cordón umbilical. Ellos muestran una toxicidad 10.000 veces mayor que la del glifosato para estas células, incluyendo la posibilidad de trastornos graves renales y del hígado.

Se trata, según las mediciones de una muestra de control de la cara "infectada" una evaluación para revisar completamente el proceso, ya que no se estudia el "veneno escondido." Hay una subestimación sistemática, nuevamente, sobre los datos importantes para la salud pública.

¿Cuál es la solución para las evaluaciones de transparencia real en la salud pública?

GE S. : abogo por una pericial contradictoria inmediata, al igual que se haga justicia. Los procesos que existen en la actualidad no garantizan la seguridad alimentaria. Los procesos son muy afectados por los conflictos de intereses.¿Se siente hoy que las universidades pueden llevar a cabo investigaciones independientes?

GE S. : Tengo los mayores temores de la llamada "LRU" que son las libertades y responsabilidades de las universidades. Permite volver a las universidades como una mesa para la industria.

Los jóvenes investigadores, si cuentan con el apoyo de las empresas, a continuación, se integrarán y mantendrán dentro de su red de laboratorios a la universidad, construyendo una esfera de influencia en sus cajas.

¿No te sientes un poco solo en su lucha contra el pulpo que describe?

GE S. : Francamente, nunca me he sentido solo. Aunque el nivel de francés, que tenía en el microcosmos de los ataques explotados por Monsanto, tengo conmigo una red de 300 investigadores que me apoyan en el ámbito europeo la Red Europea de Científicos por la Responsabilidad Social y Ambiental (ENSSER), científicos contratados con responsabilidad social y ambiental. También tengo a mi lado la Unión de Científicos Preocupados y a investigadores de toda América del Norte.

Estoy invitado a disertar a treinta países  y apoyado por 130 organizaciones. No es la lucha de un hombre solitario. Mañana estaré en el Parlamento Europeo para explicar a los miembros como esto compromete a la EFSA. La red se levanta contra los fabricantes, que son capaces de cualquier cosa.-

*Nota de la autora

Fuente: ECOS DE ROMAG

digitalnature