Noticias
04.07.2010
La Unión Europea reabrirá el debate sobre el impuesto 'verde'

Sería interesante que se contemplara en estas negociaciones los gastos en sanidad pública que suponen las empresas que generan, de cualquier forma sustancias químicas. Y destinar parte ese impuesto a investigar y proponer tratamientos, ayudas y soluciones para los enfermos ambientales.

Repercutiría en sectores como el transporte o la vivienda . Los países nórdicos ya aplican este tipo de tasa en su política nacional. Reino Unido, Irlanda y Polonia podrían ser los más reticentes a esta medida.

Mañana miércoles 23 de junio el Ejecutivo comunitario reabrirá la posibilidad de crear un impuesto ecológico a escala europea, una cuestión que llevaba estancada veinte años.

El objetivo es introducir en la Unión Europea (UE) un impuesto a las emisiones de dióxido de carbono CO2 de aquellos sectores no incluidos en el sistema de comercio de derechos de emisión como el transporte o la vivienda.

Los países nórdicos ya aplican este tipo de tasa en el ámbito nacional y otros como Francia llevan tiempo considerando su introducción, pero la historia indica que otros países como Reino Unido, Irlanda y Polonia podrían votar en contra llegado el momento de la aprobación de todos los Estados Miembros.

Mientras británicos e irlandeses se han mostrado reacios en repetidas ocasiones a que la fiscalidad sea una cuestión que se decida a escala comunitaria en lugar de nacional, Polonia temería el impacto que este impuesto podría tener en su industria, ya que el carbón -muy usado en este Estado- sería uno de los combustibles que resultaría más penalizado.

El comisario europeo de Fiscalidad, Algirdas Semeta, se muestra, no obstante, optimista con la reapertura de este diálogo: 'Racionalizar el consumo de energía y luchar contra el cambio climático es una prioridad de la UE', según recoge la agencia EFE.

 

Fuente: Ecoticias

digitalnature