Noticias
05.07.2010
Las playas españolas reciben 40 banderas negras por su degradación

Ecologistas en Acción denuncia la extrema situación de desplanificación y falta de rumbo en torno a la gestión de los recursos naturales que hay en la costa
 
Un total de 40 playas españolas han recibido una bandera negra en el informe "Banderas Negras 2010. Caos en La costa", elaborado por Ecologistas en Acción, debido a su degradación por vertidos orgánicos e industriales, un exceso de urbanismo, regeneraciones de playas y obras costeras, y la desplanificación de los puertos de interés general.

En el documento, se denuncia "la extrema situación de desplanificación y falta de rumbo en torno a la gestión de los recursos naturales que existen en la costa, lo que ha ocasionado una situación de caos, en este estrecho y frágil territorio", explicó la ONG.

Respecto al problema urbanístico, la entidad señaló que los datos del Observatorio de sostenibilidad Español (OSE) muestran cómo los cambios en la ocupación del suelo entre los períodos 1987-2000 y 2000-2005, han provocado un aumento de las zonas urbanizadas en un 50% en esos 19 años, tanto en el interior como en el litoral.

Los diez casos que han generado mayor degradación debido a la "intensa transformación del territorio" son el Plan de Ordenación del Litoral de Galicia; los desarrollos urbanísticos de cinco municipios Cántabros: Argoños, Arnuero, Escalante, Piélagos y Miengo; la totalidad de la ocupación de la costa de Marbella y Fuengirola; la Costa Blanca con Marina dOr y el pintoresco Barrio de Pescadores del Cabanyal; la histórica ocupación de La Manga, Huelva y el retroceso de la planificación en Matalascañas, Cádiz y la "Arboleda perdida" en el Puerto de Santa María y Baleares con las Áreas de Reconversión Territorial y la costa de Andratx.

El informe de Ecologistas en Acción también denuncia que las distintas comunidades autónomas de la costa "se saltan sistemáticamente la Directiva Marco de Aguas", al no depurar y reutiliza sus aguas como la ley contempla. De igual manera, se señala que el tratamiento de los vertidos al mar que establece la ley de costas "se incumple de forma sistémica". Destaca en este punto, la bandera negra otorgada a la Cascada de la Merda, en el Paque Natural de la Sierra Helada (Comunidad Valenciana), como el caso más degradado por los vertidos de aguas residuales.

La ONG también denuncia la proliferación de Puertos del Estado por toda la costa, que además no cuentan con una justificación económica y ambiental y "podrían suponer el mayor impacto de la costa española en el siglo XXI". Los puertos planificados son: Granadilla (Tenerife), Tarifa (Cádiz), Melilla, El Gorguel (Murcia), Ibiza (Baleares), Vigo, El Musel (Asturias), Pasajes (Euskadi).

Por otro lado, critican el "derroche" de 230 millones de euros anuales en las "mal llamadas" regeneraciones de playas y obras en costas, "destinadas a abastecer las demandas privadas". Destaca en este caso la bandera negra otorgada a la playa de la Barceloneta como el lugar más transformado y consumidor de dinero público de toda la costa, 60 millones de euros en los últimos cinco años.

Por todo ello, Ecologistas en Acción solicita a las administraciones competentes y a la propia sociedad, "un cambio de modelo social y económico urgente" que debería basarse en el estudio de la capacidad de carga del territorio y sus ecosistemas y, con "programas de restauración ambiental y reconversión de sectores altamente depredadores como el turismo y la construcción".

Documento asociado
Documento asociado
digitalnature