Noticias
15.09.2010
El recuento espermático de los hombres europeos es peor que hace 40 años

El estrés, la paternidad tardía, el tabaquismo, el alcohol y determinados factores alimentarios y ambientales se apuntan como los principales factores responsables.

El recuento espermático de los hombres europeos ha empeorado en los últimos 40 años, y se ha visto reducida su calidad y motilidad, según afirma el doctor Manuel Puig, miembro de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) y coordinador del Curso de Andrología celebrado el pasado fin de semana en Madrid.
Según este experto, “dicho empobrecimiento ha repercutido en un aumento de la infertilidad masculina en nuestro país, cuyos principales motivos se relacionan con el estrés laboral, el retraso en la edad de la paternidad, el tabaquismo, el alcohol y, posiblemente, determinados factores alimentarios o ambientales a los que denominamos disruptores endocrinos, aún por definir y que actualmente se encuentran en estudio”.
Los tratamientos actuales de la infertilidad masculina, según el doctor Puig, “pasan en primer lugar por evitar los factores tóxicos y mejorar el estilo de vida, evitando sobre todo la obesidad. Además, también se pueden realizar tratamientos farmacológicos con gonadotropinas que pueden restablecer la fertilidad, o bien tratamientos de mejora de semen; así mismo, la criopreservación de semen en pacientes con cáncer es hoy en día una demanda socia creciente”.
Tratamiento con testosterona, a debate
Por otra parte, el tratamiento con testosterona es, según el doctor Puig, uno de los más comprometidos. “Existe un debate abierto sobre en qué medida hay que tratar o no con esta hormona a hombres de determinada edad que presentan niveles infranormales y síntomas de deficiencia androgénica”. Dicho debate, explica el experto, gira en torno a que la sociedad occidental intenta no envejecer y ello motiva a algunos sujetos a solicitar la suplementación con testosterona.
“Desde el punto de vista endocrino, a determinadas edades, ciertas hormonas van declinando como manifestación del envejecimiento, pero un estudio europeo (…) indica que este descenso es relativamente poco acusado en hombres europeos y que el factor que más influye en el posible descenso es la obesidad”, explica el experto. “En este sentido, se hace necesario encontrar un punto de equilibrio, algo que ya han intentado las cuatro sociedades científicas más importantes involucradas en el tratamiento de estos hombres, que han publicado en los últimos años varias guías sobre cómo actuar en estos casos”, concluye.
Disfunción eréctil y riesgo cardiovascular
Otro tema tratado en el curso fue la estrecha relación que parece existir entre la disfunción eréctil y el riesgo cardiovascular. ”El aparato eréctil es un aparato neurovascular, de forma que si existen lesiones vasculares a nivel del tejido eréctil, la dinámica de llenado de los cuerpos cavernosos del pene, puede ser signo de que el sistema circulatorio también pueda estar globalmente alterado”, explica el doctor Puig.
Los factores de riesgo, junto con los tratamientos más novedosos, así como las últimas líneas de investigación en torno a la infertilidad masculina fueron los temas más relevantes tratados en el curso, organizado por la SEEN, que contó con la participación de diversos expertos europeos y en el que se dieron cita más de 80 especialistas.
 
Fuente: JANO

digitalnature